Sábado, 24 Junio 2017
Ultimas noticias
Casa » Trump pidió a FBI frenar investigación contra Flynn

Trump pidió a FBI frenar investigación contra Flynn

19 May 2017

Considere cómo Trump utilizó al vicepresidente y al personal de la Casa Blanca para propagar un conjunto de falsedades descaradas -antes de dar una entrevista a Lester Holt de la NBC, que expuso su verdadera motivación.

Flynn renunció como asesor de seguridad nacional de Trump en febrero, después de que se revelara que engañó al público y a los principales funcionarios de la Casa Blanca sobre sus comunicaciones con el Embajador ruso en Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano Paul Ryan, indicó hoy que es "obvio" que hay gente que quiere "dañar" al presidente Donald Trump con la filtración de documentos del exdirector del FBI James Comey sobre las supuestas presiones del mandatario. Es más, el presidente escribió en Twitter una amenaza nada sutil, de que Comey lamentara cualquier decisión de difundir su versión de las conversaciones con Trump -algo a lo que Comey tiene todo el derecho y, de hecho, un deber cívico por hacer.

Getty ImagesEl congresista demócrata Al Green fue uno de los que pidió el juicio político a Trump por "obstrucción a la justicia".

El impacto que esto ha causado es extenso, sobre todo porque Trump despidió abruptamente a Comey la semana pasada, por razones poco claras.

Cada vez es más difícil encontrar un político republicano dispuesto a defender al presidente.

Lo primero aquí es que, hasta ahora, Trump no fue acusado formalmente de cometer crimen alguno, un requisito clave para sacarlo del cargo. El reconocido experto legal James Toobin afirma que el despido de Comey fue un grave abuso de poder del presidente.

Sin embargo, para que prospere una acusación de obstrucción de justicia tendría que demostrarse que Trump actuó con intenciones corruptas, lo cual puede ser complejo porque virtualmente implicaría interpretar su mente.

Para que se abra el proceso de impeachment se requiere el voto de una mayoría de la Cámara de Representantes, mientras que para destituir al presidente son necesarios al menos dos tercios de los votos de los senadores condenándolo.

El Congreso estadounidense siempre ha manejado con cautela su potestad de impeachment.

El FBI, con la ayuda del Departamento del Tesoro, la CIA y otras agencias, ha estado examinando las evidencias de posibles contactos, transferencias de dinero y relaciones comerciales entre varios colaboradores del presidente Trump y funcionarios rusos.

El otro antecedente es el juicio político a Andrew Johnson en 1868, por intentar sustituir a un miembro de su gabinete sin el aval del Senado, y también acabó con la absolución del presidente por apenas un voto de diferencia.

UU. nombró al exdirector del FBI Robert Muller como "fiscal especial" para supervisar la investigación de esa agencia sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.El Departamento de Justicia de EE.UU. nombró al exdirector del FBI Robert Muller como "fiscal especial" para supervisar la investigación de esa agencia sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.