Martes, 27 Junio 2017
Ultimas noticias
Casa » ¿Provocará Donald Trump una nueva crisis de los Misiles en Cuba?

¿Provocará Donald Trump una nueva crisis de los Misiles en Cuba?

20 Junio 2017

El Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (Mascuba) expresó en Buenos Aires su más firme repudio a la actitud asumida por el presidente estadounidense, Donald Trump, de trabar el proceso de normalización de relaciones con la mayor isla de Las Antillas.

"Cuba denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, que están destinadas a fracasar", dijo un comunicado de la cancillería local, pero "reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo", añadió.

Trump anunció el viernes cambios en las medidas hacia la apertura con Cuba anunciadas desde diciembre de 2014 por el presidente estadounidense, Barack Obama.

"No solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional", sostiene el gobierno cubano.

El nuevo plan Trump contra Cuba -precisa- vulnera los derechos humanos de los propios norteamericanos, cuando les restringe y casi elimina sus viajes para conocer otro país, la libertad de comercio y de expresión, entre otras prerrogativas previstos en la Carta de las Naciones Unidas.

Asimismo, son motivo de preocupación las violaciones de los derechos humanos cometidas por los Estados Unidos en otros países, como las detenciones arbitrarias de decenas de presos en el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo en Cuba, donde incluso se ha torturado; las ejecuciones extrajudiciales y las muertes de civiles causadas por bombas y el empleo de drones; y las guerras desatadas contra diversos países como Irak, sustentadas en mentiras sobre la posesión de armas de exterminio masivo, con consecuencias nefastas para la paz, la seguridad y la estabilidad de la región del Medio Oriente.

Una es para hacer negocios con las empresas administradas por los militares cubanos y otra para imponer de manera más estricta las limitaciones de viaje a la isla que ya rigen sobre los estadounidenses.

Por su parte, el demócrata Mark R. Warner, senador por Virginia y vicepresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara alta, sostuvo que la decisión de revertir el progreso en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba envía un mensaje equivocado al mundo sobre el liderazgo norteamericano.

El mandatario aseguró que confía en que "pronto" llegue el día en que haya "una nueva generación de líderes" que implemente esos cambios en Cuba, dado que Raúl Castro dejará el poder en febrero de 2018. Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

Como hemos hecho desde el triunfo del 1ro.de enero de 1959, asumiremos cualquier riesgo y continuaremos firmes y seguros en la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.