Lunes, 21 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Russ, entre sexo, música y alcohol

Russ, entre sexo, música y alcohol

20 Junio 2017

El nombre del festival lleva por nombre Russ (una abreviación de una antigua celebración nórdica llamada Russefering), es protagonizada por adolescentes que están por terminar los estudios secundarios y el plazo de estas muestras de aparente libertinaje tienen comienzo a principios de año, aproximadamente en mediados de abril y tiene fin el 17 de mayo que, en contraste, es el Día de la Constitución, una de las fiestas nacionales de Noruega.

En su recorrido hacen distintas paradas en festivales de música en donde aprovechan para comer y beber lo típico del lugar, pero el camino es el descontrol total.

"Cuando ves películas estadounidenses tienes la impresión de que hacen fiestas muy locas, pero nosotros tenemos la celebración más descontrolada aquí en Noruega", dijo a Associated Press Frederik Helgesenn, un joven que lidera el comité Russ en su escuela del oeste de Oslo.

"No creo que en el mundo haya algo como esto".

Lo adolescentes se juntan en grupo de entre 15 y 25 y alquilan un bus al que lo decoran como una discoteca ambulante con diferentes pistas. El costo de cada vehículo, con comida, alcohol, música entre otros factores esenciales para la diversión puede llegar hasta los 120 mil dólares.

Los adolescentes de Noruega tienen la fiesta más salvaje del mundo.

Con el bus listo, los jóvenes visten overol rojo y azul, contratan un chofer y parten a rutas en Noruega. Uno de los más significativos es en el Kongerparken, un parque en las afueras de la ciudad de Stavanger, donde pueden congregarse más de 15 mil personas.

Cuando no están de fiesta, los adolescentes compiten en diferentes desafíos.

Durante el transcurso los participantes compiten en los desafíos más insólitos como tomar una cerveza con dos tampones en la boca, comerse una hamburguesa en dos bocados, tener sexo a la intemperie y beber 24 tragos diferentes en 24 horas.

Frente a todo este exceso, no podían faltar los jóvenes heridos o seriamente afectados por las fiestas interminables.

Russ, entre sexo, música y alcohol